Today Is A Gift, That's Why It's Called Present

viernes, septiembre 01, 2006

Derecho a la Intimidad

Una serie de acontecimientos me empujan, casi literalmente, a escribir sobre este Derecho inalienable del Hombre. Se nos llena la boca al reclamarlo y luego lo violamos o lo vemos violado constantemente.

1) Ahora somos seis en casa, ya que Rosana volvió el domingo de Italia. Y seis... somos muchos. A ellos no les he oido quejarse y de hecho yo tampoco lo hago -en voz alta- pero YO soy muy rarita, o no tanto: supongo que todo el mundo necesita sus momentos de soledad, quizá en mi caso algo más de lo habitual, no se. No es que sea una ermitaña totalmente insociable pero la sociabilidad se aleja mucho de ser uno de mis rasgos más característicos. Siento mucho no tener ganas de ver peliculas por la noche con ellos o debatir sobre la economía mundial a cuatro bandas. Sólo quiero poder conectarme más de media hora seguida sin que aparezca alguien a mi lado, (o todos a la vez detrás mio gritando "Que ponga la webcam!! Que ponga la webcam!! en un espacio reducido de dos metros cuadrados). Prefería mis tardes merendando con Ampa y Paco, o mis noches cenando y de charreta con Fede hasta casi la hora de dormir. Seis personas me satura y me hace cerrarme.

2) Ayer Miquel, el último de mis compañeros que entró a casa me pidió que le dejara mirar la hora del examen que tienen hoy (justo a la hora a la que estoy escribiendo esto en un folio en el trabajo) en internet. No había conseguido conexión así que no pudo ser. Mientras preparaba a la vez la cena y la comida de hoy, Ampa consiguió conectarse (anoche Emilio vino a recogerla a casa en vez de ir ella a Sabadell a por él) asi que luego se lo dijimos a Miquel. La otra vez que le deje usar el portatil yo había cerrado mi sesión y le dije que entrara a la sesión de mi padre que no tiene contraseña. Ayer se puso en la mía y Ampa y yo nos fuimos al comedor. Bien: cuando me puse yo de nuevo (él había etsado un rato y luego lo había dejado) vi a la izquierda la columna del Historial abierta. Mi enfado y mi sorpresa iban superponiendose el uno al otro. No le dije nada. Pero debería. ¿Que pasa? Ha cotilleado algo íntimo. Y me da lo mismo lo que haya visto. Igual de profanación de mi intimidad sería el caso de que visitara paginas porno, gore, politicas, de encaje de bolillos o de información general. Es MI PRIVACIDAD. No se como voy a reaccionar a partir de hoy. Me siento desnudada. Me veo acobardada por la información en sus manos y por no querer "perturbar la paz"; además yo nos uelo enfadarme nunca con nadie; y está el hecho de que no parece mal chico, un poco en su mundo pero agradable.
¿Quien me devuelve mi intimidad?

3) Entendía mi blog en un principio como algo "privado", donde escribir mis ideas, mis sentimientos, bueno ya lo sabeis vosotros: cualquier cosa que me apeteciera. Pero no pretendía que lo leyera gente que ya me conocía. No son el tipo de cosas, a veces, que me gustaria discutir en voz alta alrededor de una mesa en el parque con mis amistades. Por una serie de casualidades Rake llego a mi blog, creo que se aprendió la dirección o algo asi tuvo que ser. La última vez que estuve en Inglaterra, en la granja con Moni y Sam me revisé el blog desde el portatil de Sam, y claro la dirección debió quedarse en la barra de direcciones escondida. Y tambien llegó. Ahora claro, escribo en sus blogs, y (mea culpa) desde mi link se puede acceder a mi diario. Asi que si mas amigos nuestros les lees puedne llegar a mi facilmente. (Os envio un saludo si me estais leyendo, os quiero, jeje). A ver: aqui puedo escribir lo que yo quiera. Ahora me siento cohibida, aunque no quiera. No puedo escribir "Que cabezota es Raquel", "Mónica debería cambiar el chip", "Marina se ha vuelto egoista" o "Que poco especial me hace sentir Felipe", porque no son cosas que deban decirse en voz alta. Y ahora, este mi sitio, es como si hablase en voz alta. Ahora ¿debo preocuparme por lo que he escrito? ¡¡o por lo que NO he escrito!!
En persona ya os he dicho que puedo ser muy seca, borde... asi que quiza algun/a amig@ o conocid@ que llegue hasta aqui se quede sorprendido de mis dias tristes, mis dias melosos, como me relaciono con otros bloggeros... ¿Que hago? ¿Me creo otro blog? ¿Me hago diplomática en mis comentarios?

En fin...

4 comentarios:

Monica dijo...

Bego no te preocupes, te prometo que es la ultima vez que lo leo, de verdad. No sabia que te molestara.
Un besito.
Moni

Alba dijo...

HOla guapa!!!

¿como te lo diría?... Mi intimidad ha sido violada, realmente VIOLADA. Así que te aseguro que sé perfectamente como te puedes sentir-... Sé lo mal que se pasa cuando ves que han invadido algo tan intimo tuyo. Lo entiendo perfectamente, pero tambien digo que no debes callarte ese tipo de cosas, que si algo te molesta, dilo, sueltalo, porque sino ¿como van a saber que te molesta?? Yo estoy tratando de cambiar mis habitos porque normalmente me lo callo todo, pero eso no es bueno, y más si reclamas algo tan tuyo como es el derecho a la intimidad.

Un beso grande preciosa!!!!!!!!!!

AOH/Rasczak dijo...

El derecho a la intimidad es una de las cosas más sagradas que posee una persona; desde mi punto de vista alguien que viola la intimidad de otra persona de forma premeditada y alevósica (mayormente a escondidas es como se hace), pierde automáticamente todo el respeto que pueda tener.

En cuanto a lo de la intimidad en los blogs... Es un tema más delicado, porque al fin y al cabo suelen ser escritos públicos y no se le puede echar la culpa a alguien de leerlos. Lo mejor para esos casos es usar pseudónimos y ocultar las pruebas. O cortarse y escribir solo las cosas que no nos importa que lea todo el mundo (como es mi caso)...

ELRAYAn dijo...

Violar el derecho a la intimidad (lease la correspondencia tradicional y electronica via mail, por ejemplo) es un delito. Ahora bien, se ha de ser consciente cuando se escribe en un blog que lo que escribes es totalmente publico y accesible a cualquier persona que disponga de internet. Recuerda que no hace falta saber la direccion del blog, a traves del google por ejemplo, pueden llegar a él. Así que la pregunta es: ¿He de cohibirme en lo que escribo por el hecho de que alguien conocido pueda leerlo? Bien, depende de tu intencionalidad a la hora de esciribr posts. Si este blog es una via de escape y te autocensuras, este blog dejará de tener sentido. Te lo dice alguien que sabe que lo leen muchas personas conocidas e incluso personas "non gratas". Un abrazo...