Today Is A Gift, That's Why It's Called Present

domingo, enero 14, 2007

Teléfono-fóbia

Llevo varios dias que no me apete hablar por teléfono. Nunca he sido muy amante de hablar por el aparatito, pero bueno mas o menos le fui cogiendo el puntito. Pero no se, como que nunca se cuando debo parar de hablar, si lo que estoy contando le importa un pito al interlocutor etc (en persona tb me suele ocurrir pero al menos veo la cara de la otra persona y me hago a la idea).

No es por esta razón pero llevo dias que no quiero hablar sobre todo con algunas llamadas que tengo pendientes. Otra razón es porque siempre hay gente en casa dispuesta a escuchar mi conversación por el fijo. Y es q llevo dias que quiero llamar a Mónica a Inglaterra y a mi primo Ramón a Austria. D verdad q quiero hablar con ellos, pero a la vez algo me hace preferir no hacerlo... Siento sonar extraña pero es asi. No, el problema tampoco és lo caras q sean esas llamadas ak extranjero porque tengo una buena cantidad de minutos gratis a Europa al año.

Tambien le había prometido a una amiga q la llamaria este finde para que no se sintiera solita, pero siento que si llamo o voy a hablar de intranscendencias que me vengan por la cabeza o no dire lo que quiera decir, me haré un lio...

Para quedar con mis amigas prefiero un sms a una llamada, y si me llaman y no estoy "preparada psicologicamente" (xD) puedo incluso dejar correr esa llamada.

Hay llamadas de alrededor de 1 hora en las que me siento muy comoda. Y tambien hay llamadas que duran 1 minuto o 2 y t ponen nerviosa.

8 comentarios:

Patri.Cia dijo...

Hola!!! A mi tambien me da pereza el telefono!!! Pero las pocas conversaciones que tengo son largas... Pero fructiferas.
Animate, porque vale la pena.
Un beso!

Rake dijo...

Madre mia!! Deja q t coja, q tenemos q hablar largo y tendido!! jaja!! De todas formas, dnd sten los sms... mas comodos, rapidos, economicos... jaja!! y sin rayadas!!
Bicos xiki!!

aizun dijo...

yo odio hablar por teléfono. lo odio.

sin razón alguna, pero lo odio.

Monica dijo...

a mi me encanta hablar por telefono la verdad!!
y tu no te preocupes por lo de la llamada, yo se que estas bien, por el messenger, asi que se acabo el tema, me llamas cuando te apetezca, o cuando estes preparada, ademas ahora que me acuerdo, no me tocaba a mi llamarte??
muchos besitos mi peque!!

Alba dijo...

Hola Burbujita!

Puessss vale, lo reconozco, tengo una adicción al telefono considerable... siempre estoy pegada al telefono... Pero mira que te entiendo porque paso días en los que no puedo, por motivos X enfrentarme a eso de hablar con alguien... y "desaparezco" con frases escuetas que dan a entender que no puedo hablar, que no me apetece... afortunadamente quienes me conocen no se enfadan conmigo.

Un bechito

La SaRa dijo...

A mi me va por epocas. Por lo general, no me gusta el telefono, no por nada, en mi trabajo me veo obligada a tener que estar enganchada al telefono muchas horas al dia, asi que después de eso me da como una alergia, jajajaja
Sin duda prefiero el email al sms. Mas largo, donde se pueden exponer mejor las ideas y lo que quieres decir.
La otra persona lo lee (o no) cuando quiera y tambien lo responde (o no) cuando mejor le conviene.

Que viva por las nuevas tecnologias"

Bego dijo...

Bienvenida a mi casa Patri, sientete comoda :)

Raks estudiosa ya deberias haberte dado cuenta a mi fobia con el telefono despues d tantos años!

aizun cuando t hartes del club d las chicas bananas monta uno anti-telefonos :P

Moni no en serio, tengo q llamarte, lo haré yo. (M;enos mal q t gusta hablar por telefono porq le das uso a diario con tu family...)

Albi quien iba a enfadarse contigo anda anda... Pues si, eso d als fases es lo q me pasa a mi, soloq nunca lelgo a la de cuelgue total por el telefono

Sara donde esté una buena charla en directooo ;) pero un buen sustituto es verdad q es el mail. A nosotras nuns funciona no?

Muackz a todas

Dammy dijo...

A mi tampoco es que me guste demasiado el teléfono, pero bueno, supongo que hay llamadas que hay que hacer, y no sé, a veces terminan siendo llamadas de lo más fructíferas.

Un besico.