Today Is A Gift, That's Why It's Called Present

jueves, noviembre 08, 2007

El Virus Persiste

Queda comprobado que me invade el virus ese… pero es que es lógico; ya he visto lo que les hace a los demás y tengo miedo de hasta donde puedo llegar.

El otro dia, sin ir mas lejos me dieron una clase intensiva de medidas masculinas y como averiguarlas a simple vista. Solo deciros que un cuello ya no volverá a significar lo mismo para mi. Un buen cuello-de-toro indica ejem ejem ciertas indecorosas que los lectores de este humilde blog no podríais imaginar (jajaja, vale, vale…), la largaria de los pies (uhmm de acuerdo no vamos mirando los pies de buenas a primeras, y los zapatones engañan) indican otras clases de largarias; pero tranquis, lo tenéis mas fácil si en lo que os fijáis es en la nariz del chico en cuestion. Y si hay confianza… nada como hacerle que doble su dedo corazón sobre si mismo, o algo así, y donde llegue de la palma y hasta la punta de ese mismo corazón… Bueno: para q os voy a ilustrar más… Cuando llegaron a las orejas desconecté. Aunque aun tuve tiempo pa oir que JC, uno del almacen “la tiene como un niño de 5 años” “…” (y ahí va y se pone una mano a la altura de la cadera jajajajaja)

Y que porqué digo que esta requeteconfirmado lo de mi virus? Pues pq que yo sea ingeniosa o rápida de mente es algo que mis amig@s cercanos pueden saber pero mi caracterisitica principal es q soy timida y asi es como me ven en el trabajo.

No se si os he comentado alguna vez que para mi gusto hay dos chicos guapos en la empresa (vale hay alguno mas pero esos dos son los que me gustan a mi jaja), uno está casado hace un año, asi que es un amor platonico jejeje (y es una pena pq el xico parece perfecto de carácter…) y el otro es un chico de 24 años castaño, muy moreno de piel, de ojazos azules, hoyuelo en la barbilla y cara de ser mas listo que ná. Tiene un morbazo y una cara de cab*ón que te caes de espaldas xD El caso es que su familia es muy amiga de una d mis compañeras de toda la vida y la chica (mujer) es casi confesera del chico, por lo que de vez en cuando por la tarde cuando aun no han venido los jefes entra (el trabaja en el almacen) y se ponen de escuchitas, el de cuclillas junto a ella. Hoy ha sido uno de esos casos, se le ha arrodillado al lado y se han puesto a hablar, ha venido otra de las compañeras, la mas nueva y ha querido “unirse” y ahí estaban los 3 de confesiones y diciendo algo de hacer una cena en privado (era coña, ambas son casadas); yo me sonreía ante todas sus ocurrencias pero no decía ni mú, vamos ese chico y yo solo hemos intercambiados “buenos dias y buenas tardes”en estos dos meses. Ha entrado una de las trabajadoras del almacen y le ha dicho “Ehhhh a mi no me dices nada de “en privado” ni te me arrodillas” a lo que el ha contestado “Ahora luego voy” o algo asi. Y yo qy etengo esta bocaza y a veces (a menudo) hablo sin pensar, o al contrario hablo lo que pienso y no debería… Asi que he soltaooo “No sin antes pasar por aquí”

Toma ya. El chico se ha quedado todo cortao, las dos tiparracas d mis compis (jaja) desco*onandose y yo pensando “Tierra tragame”. Él y yo mas rojos que un tomate. Al final ha recuperado el habla y ni recuerdo lo que me ha dicho, pero me ha guiñao un ojo. Y ná, he salido por patas con una buena excusa…

4 comentarios:

rake dijo...

Ay la Bego que se me despendola!! Pero al final se te ha arrodillado?? jaja!
bueno, el hielo ya esta roto... :p

Fran J dijo...

odooooo Bego ooooooodooooooo xDDD dí que sí si ese tío te gusta y está libre pues pq no intentar alguna cosilla por ahí :p

Manenes dijo...

Yo creo que hay temitaaaaaa... ¿o no?

Se ha puesto rojo y
te ha guiñado un ojo,
ahora sólo falta
que os pongáis a remojo
-en la misma bañerita-.

Ya nos vas contando, guapa

bbbbbbb7s

Manenes dijo...

Acabo de ver un artículo en El Mundo que dice que un grupo de psicólogos británicos afirman que sonreír y mirar a los ojos son las claves de la seducción: "Ni trapos ni potingues ni perfumes caros. Sonreír y mirar a los ojos son la receta infalible en el cortejo amoroso."

Lo dicho, ya nos vas contando...